Vino en Chile

El vino en Chile, ha pasado de ser sólo una bebida a ser una tradición centenaria de excelencia gracias a sus viñedos y compañías productoras. Si bien las vides fueron traídas por los españoles misioneros que necesitaban vino para consagrar hace más de 500 años, esta industria ha ganado fuerza y momentum en la cultura chilena actual. Una serie de acontecimientos fortuitos debidos al aislamiento de las vides chilenas, provocó que se resurgiera en este país la variedad Carmenère, mientras los viñedos europeos fueron arrazados por el parásito de la vid. A mediados de los años 80, empresas importantes de EEUU, Japón, España y Francia comenzaron a invertir en viñedos en Chile. Hoy en día, las empresas de vinos que hacen vida en este país han ido alejándose de los vinos más económicos para dedicarse a una producción refinada e innovadora, que está al nivel de los mejores vinos europeos. Con bouquets finos, afrutados y limpios, estos productores de vino han catapultado a Chile haciendolo autoridad mundial en la materia.